Lunares en la cara

Lunares y pecas

Información sobre lunares, pecas, melanomas, halo nevus ...

Los lunares son variaciones en el color de la piel. Muchas veces se hace referencia a ellos como nevus, los lunares pueden cambiar rápidamente de tamaño y forma. Si tienes uno en la cara, puede que te moleste y quieras eliminarlo. En algunos casos, los lunares en la cara pueden ser una indicación de pre-cáncer o de un lunar canceroso, especialmente si has estado expuesto al sol durante bastante tiempo.

Ubicaciones

Los lunares que están expuestos en mayor medida al sol son más propensos a cambiar de forma y tamaño a medida que envejeces.

Lunares en la cara

Si tu piel está demasiada expuesta al sol, los lunares se desarrollan con el tiempo. Los lugares comunes para que aparezcan lunares es en la cara, en la nariz, la frente y las mejillas.

Estas son las áreas que debes tener especial precaución con la exposición al sol y sobre las que debes aplicar una crema con un factor de protección solar alto para protegerte la piel.

Tipos

Los lunares son muy comunes, pero pueden ser diferenciados en tres tipos diferentes: atípico, adquirido y congénito. Cualquiera de estos lunares pueden aparecer en la cara o en cualquier parte del cuerpo. Uno atípico es un tipo de lunar que crece más grande que la media y con frecuencia puede tener una forma o borde irregular.

Su falta de uniformidad en el color y textura a veces puede ser una señal de advertencia de un melanoma precanceroso o melanoma maligno. Un lunar adquirido son los que aparecen después del nacimiento y generalmente no se desarrolla en un tipo de cáncer de piel. Los lunares congénitos son los que se nacen y es probable que no se conviertan en cáncer de la piel a menos que sean mayores de 20 centímetros. En ese momento deben ser examinados por un dermatólogo para descartar el cáncer.

Cáncer de piel

Algo que todos temen es el desarrollo del cáncer de piel. Hay varios tipos diferentes de cáncer de piel, pero los más comunes incluyen carcinoma de células escamosas, carcinoma de células basales y melanoma. Los cánceres de células escamosas ocurren comúnmente en la cara, donde se ha producido la exposición al sol. Se presentan en dos de cada 10 diagnósticos de cáncer de piel, según la Sociedad Americana del Cáncer. El cáncer puede ser invasor y diseminarse a los ganglios linfáticos y a los tejidos circundantes.

El carcinoma de células basales es un cáncer de crecimiento lento de la piel que se forma en la capa de células basales de la piel. Ambos tipos de cáncer pueden ocurrir dentro de un lunar o por ellos mismos en cualquier parte de la piel. El melanoma es la forma más mortal de cáncer de piel y puede ser identificado por un lunar que tiene una forma y pigmento irregular. El melanoma es curable si se detecta a tiempo.

Prevención

No siempre se puede prevenir que un lunar cambie o crezca en la cara, pero no exponiéndose al sol y evitando los rayos UV de las camas de bronceado puede ayudar a eliminar el riesgo. Además de la aplicación de una crema con un factor de protección adecuado, puedes evitar el sol para prevenir una quemadura solar. Muchos lunares cambian con la edad por lo que es importante contar con un examen anual de cáncer de piel para detectar cánceres de piel o cambios en tus lunares desde el principio.

Eliminar lunares en la cara

En algunos casos, la eliminación del lunar es necesaria. Los lunares siempre deben ser examinados por un dermatólogo. El lunar se puede afeitar si se eleva por encima de la piel. Una eliminación puede ser necesaria si el lunar se extiende profundamente en la piel. El lunar y el tejido de la piel circundante se pueden enviar al laboratorio para un informe completo de patología para descartar el cáncer.

Cómo evitar los lunares faciales

Los lunares son crecimientos en la piel que suelen tener un aspecto marrón o negro. Los lunares están a menudo presentes en el nacimiento, pero pueden aparecer más tarde en la vida y la exposición al sol es una causa común de aparición de lunares. Aunque la mayoría de los lunares no son cancerosos, todos los nuevos lunares o lunares existentes deben ser revisados periódicamente por un médico. Sin embargo, hay algunas cosas que puedes hacer para prevenir la formación de lunares en la cara y el cuerpo.

  1. Evita el sol en el momento más brillante del día. Debes evitar el sol entre las 10 a.m. y 4 p.m. ya que los rayos ultravioleta alcanzan su mayor intensidad durante ese período.
  2. Usa protector solar adecuado cada vez que salga al sol. Se recomienda el uso de protector solar con un factor de protección solar de al menos 15. Aplícalo unos 20 a 30 minutos antes de salir al sol.
  3. Vuélvete a aplicar el protector solar cada dos horas. Esto es especialmente importante si estás nadando, jugando o haciendo deportes, ya que los protectores solares pueden fácilmente desprenderse. Evita el agua o transpirar excesivamente durante 30 minutos después de volverte a aplicar el protector solar.
  4. Usa un sombrero o gorra cuando estés en el sol. Las gorras no deben sustituir a la protección solar, sino que sirven para protegerte aún más de los dañinos rayos UV.
  5. Compra ropa de protección que pueda bloquear los rayos UV si existe un historial de lunares y cáncer de piel en tu familia. Esta ropa especial puede ser adquirida a través de una variedad de tiendas especializadas y muchas tiendas de artículos deportivos han comenzado a tener ropas hechas de materiales de protección UV también.

Artículos relacionados con Lunares en la cara